Lecciones aprendidas sobre las estrategias metodológicas.

 

Procesos específicos de sensibilización con hombres, en Género, masculinidades y prevención de la violencia de género (PVG) resultan más efectivos, sostenibles y de impacto en espacios formativos que trabajen sistemáticamente en procesos y no encuentros puntuales. Esto incluye desde el nivel más básico de la base, hasta funcionarios públicos y académicos.

 Los procesos desde la cultura, tienen mayor aceptación y reducen la deserción si emplean como puertas de entrada metodológicas elementos subjetivos de la cultura local como mitos, costumbres, lenguaje cotidiano, el juego y la corporalidad, iniciando con la vida cotidiana y la responsabilidad personal. Los esfuerzos de prevención deben incorporar mensajes, estrategias y modelos que den tengan sentido en cada contexto cultural, creando indicadores locales de cambio personal y comunitario, además político, en ese orden, teniendo en cuenta la realidad y cultura local.

Es de vital importancia el seguimiento local de instancias e instituciones comprometidas en la prevención de la violencia de género, el desarrollo de las mujeres y/o el desarrollo comunitario, acompañando y apoyando el peculiar proceso de cambio de hombres en la comunidad, que tiene sus propias características, que es lento y es difícil y parte, en cierto modo, al revés que el de las mujeres: desde la vida cotidiana de la casa, la comunidad y el trabajo.

Trabajo entre pares. Los procesos educativos en género y masculinidades con hombres aumentan su incidencia e impacto cuando son realizados por hombres para hombres. Sin embargo es vital que estos espacios se desarrollen en el contexto de encuentros con las acciones proequidad con las mujeres. Desarrollar posteriormente espacios complementarios con personal mixto o mujeres, de las institucionescontrapartes o de entidades locales, para sensibilizar sobre el tema y las alianzas generadas por el proceso de los hombres aumenta las posibilidades de seguimiento y cambio sostenido en los elementos culturales y religiosos.

Trabajar con comunidades concretas al nivel local, como socias y no como beneficiarios, en la prevención de la violencia de género, reconoce que existen esfuerzos pequeños, no siempre visibles, pero efectivos, de modelos alternativos no violentos. Hay hombres y jóvenes con diferentes experiencias de violencia y opresión que pueden ser multiplicadores futuros de cambios.

Detectar hombres adultos y jóvenes que ya están siendo o pueden ser agentes de cambio (por diferentes razones de socialización) y no sólo como parte del problema, ayuda mucho a acciones más efectivas y auténticas. Esto implica capacidad, motivación y responsabilidad para el cambio. Algunos de estos hombres pueden ser figuras públicas o de cierta fama, que auténticamente estén dispuestos al cambio o vivan ya formas diferentes no violentas de masculinidad, para fungir como modelos posibles de cambio.

Recibir mensajes alternativos a la violencia de género, puede ayudar a reaccionar en un sentido positivo, rescatando el papel que pueden ejercer los hombres y los jóvenes en la prevención. Esto significa rescatar prácticas, mensajes, acciones, ya presentes, diferentes y no violentas, enfatizando los beneficios de prevenir, para todos y todas.

El Estado y los gobiernos municipales tienen un importante rol que ejercer en la prevención, pero ese papel no debe limitarse a la reacción o presión de la sociedad civil. Su rol debe orientarse a la propuesta de leyes, políticas, programas y acciones que retomen el cambio profundo en la cultura de la violencia y la participación de los hombres en ella. No sólo rigiendo la sanción de la violencia de género, pero la promoción de la prevención y la asignación de recursos para ella, retomando el desafío de impactar las variadas dimensiones de la vida humana y no sólo lo objetivo empírico de la denuncia o la agresión.

Algunos de los escenarios más influyentes son la educación formal, los espacios no formales de la convivencia social y la actuación de los personajes públicos de mayor presencia en la vida social (personalidades, docentes, personal sanitario, policías).

premper agencia web
Diseño de páginas web El Salvador, Honduras, Costa Rica, Guatemala, Uruguay